Patricia Fernández

(Administradora de YogaSpace Bogotá)

Edad: 59 años




Certificaciones: 

500 horas con Power Yoga Colombia y Hatha Yoga con al escuela Devananda.

Profesora Yoga Space Bogotá Patricia Fernández

¿Cómo llegó el yoga a tu vida?

Tuve mi primer encuentro con el yoga a los 15 años cuando, por inquietud de mi mamá, tomé un par de clases con una persona que había estado en India. Después de esas dos clases pasaron algunos años para que me reencontrara con el yoga y esto ocurrió en un momento difícil de mi vida, fue allí cuando una de mis hermanas me llevó a un estudio de Ananda Marga con quienes me fui a un retiro. Al regresar del retiro dejé al gimnasio a un lado y me dediqué a aprender yoga de forma empírica a través de libros y practicando por mi cuenta. Tiempo después obtuve mi primera certificación como profesora de Hatha Yoga.

¿Por qué practicas y enseñas Power Yoga?

Practico yoga porque, no solo me ayudó en un momento difícil de mi vida, sino que día a día me permite establecer conexión con cada elemento de mi cuerpo. A través del recorrido por varios caminos entre los cuales están el Reiki y la medicina oriental sentí que la mejor manera de ayudar a las personas era ayudándolos a prevenir lesiones y enfermedades y esto lo puedo hacer a través de la enseñanza del yoga. Al enseñar busco transmitir esa conciencia del cuerpo a cada estudiante para que logren ellos también esa conexión.

¿Qué haces en tu vida aparte de enseñar Power Yoga?

Aparte de enseñar Power Yoga soy la administradora de Power Yoga Colombia y soy casada, tengo 2 hijos y una nieta. También me encanta subir a la montaña y lo hago cada fin de semana.

¿Qué pueden esperar los estudiantes al tomar una de tus clases?

En cada clase busco ayudar a cada estudiante a soltar las cargas que día a día están presentes en la vida de todos nosotros, busco que entren en sí mismos y vean la práctica como una meditación en movimiento la cual les permita no solo aligerar las tensiones diarias sino también una mayor conciencia de su cuerpo.


Ir Arriba